En búsqueda del bienestar. El poder de las piedras y los cristales

Los cristales de cuarzo son un gran acumulador energético, por ser el principal elemento mineral terrestre. Los beneficios que proporcionan las gemas sobre la salud, son infinitas.

Por Alma Vega

Donde se emplean

Se emplean cotidianamente como armonizadores ambientales o personales, talismanes y diversas terapias alternativas: Yoga, Reiki, Meditación, Aromaterapia,  En Gemoterapia, para el tratamiento de enfermedades,  armonización, trastornos psicológicos y espirituales.
En Radiestesia, en forma de péndulo, se lo utiliza para realizar investigaciones de cualquier tipo.
También se aplica en la meditación, a través del uso de cristales.

Al estar en contacto con los centros de energía de la tierra, las piedras son utilizadas para calmar dolores físicos, mentales y emocionales.
Según su estado, forma o color cumplen distintas funciones. Cada cristal vibra con un centro de energía específico. Estos centros son denominados chakras (término de origen sánscrito), que al entrar en contacto con cada uno de ellos, se produce una conexión que permite armonizar, transmutar, desbloquear e incluso proteger nuestro campo energético. 

Generalmente los cristales opacos son receptores de energía y los transparentes como el cuarzo son emisores y regeneradores.
Por medio de la cámara Kirlian (cámara que fotografía el aura) se ha comprobado que los cristales cuentan con un campo energético similar al que envuelve a todos los seres vivos

La estructura perfecta de los cristales absorbe, almacena, transforma y transmite la energía de su entorno. Cuando entra en contacto con un campo energético desequilibrado, su naturaleza energética lo transforma y equilibra.

Historia

Desde tiempos remotos la mayoría de las civilizaciones, han usado las gemas y los cristales como símbolos religiosos, de poder, magia y curación.

Nostradamus tenía una esfera de cristal que colocaba sobre un trípode de cobre. Además era poseedor de una vara de poder que utilizaba para incrementar la energía de la esfera para lograr así visualizar sus predicciones.
En China se utilizaba el jade para prolongar la vida y atraer el amor.

En las culturas Azteca, Maya e Incaica, utilizaban cristales de cuarzo entre los objetos ceremoniales y de medicina chamánica para diagnosticar y curar enfermedades. También eran aplicados en hechicería, como elemento de status, predicción y comunicación telepática. 

Algunos indígenas llevaban cristales de cuarzo y gemas en sus vinchas a la altura del “Tercer ojo”.
Este cristal poseía un vértice que daba hacia el entrecejo, con el que lograban enviar sus mensajes telepáticos a personas de otros lugares.

En Jocay (Ecuador), en época precolombina se rendía culto a la diosa Umiña protectora de la salud, esta era representada por una esmeralda del tamaño de un huevo de avestruz que tenía grabada una imagen femenina a la que denominaban Umiña. Las personas del pueblo le llevaban como ofrendas esmeraldas, por lo que la cantidad de piedras era incalculable.

Los taoistas tomaban polvo de jade para alcanzar la inmortalidad.

Propiedades básicas de las gemas y el lugar que ocupa en cada chakra.

Amatista: La piedra del sentimiento
Armoniza el 7º Chakra, Corona.

Es una de las piedras preciosas más antiguas que se conoce. Debido a su rareza, en la Edad Media, era pesada en oro.
Es por excelencia la piedra de la meditación, intuición y la inspiración ya que refleja rayos púrpuras. Se relaciona con la glándula pineal y pituitaria.

Favorece la creatividad, propicia la valentía, la autoestima y la comprensión. Permite la captación y eliminación de los problemas más profundos. Ayuda en la purificación de las energías.

Se la asocia con la humildad; pues encamina a quien la usa hacia el sendero de la visión objetiva.  Es capaz de despertar la memoria de nuestro verdadero ser. 

Muy recomendable para tratar el estrés. Cuando se entra en contacto con ella, despierta una chispa interior de luz, ya que es su esencia. Por cierto, cuanto más oscuro sea el color violeta de la amatista mayor será su efecto.

Lapislázuli: Piedra del Poder y la metafísica
Armoniza el 6º Chakra, el Tercer Ojo

El Lapislázuli es considerada como la piedra del poder, de la sabiduría y la realeza.
Fue venerada como piedra sagrada en muchas culturas antiguas. También se la conoce como la piedra de privilegios. Adornó la vestimenta de clérigos, coronas, joyas y los amuletos de reyes.
Algunos escritos indican que los egipcios pulverizaban el lapislázuli para neutralizar venenos.

Es una piedra de alta vibración. En la meditación facilita el camino de la sabiduría y brinda equilibrio en los momentos de incertidumbre y escepticismo.

Nos conecta con nuestro ser interior. Aporta un profundo autoconocimiento. Armoniza el cuerpo, la  mente  el espíritu. Estimula la intuición y ayuda a la conciencia a alcanzar su propio poder.

 

Aguamarina: Piedra de los navegantes
Armoniza el 5º Chakra, Garganta

Altamente mística. En la edad media se la asociaba con la Virgen María debido a su luminosidad.
Se le atribuyen efectos de claridad mental.
Desde tiempos inmemoriales ha sido considerada la piedra de la clarividencia.

Frecuentemente es obsequiada como prenda de fidelidad y amistad.
Aplicada sobre la garganta facilita la comunicación. Se la señala como ideal para combatir el estrés y la ansiedad.

Cuarzo rosa: Amor incondicional
Armoniza el 4º Chakra, Corazón

A esta piedra se le adjudica el poder de sanar heridas, dolores y penas.
Genera calidez y compasión. Es ideal para proporcionar bienestar; por eso, este mineral es muy utilizado en gemoterapia.
Su verdadera potencia se encuentra en el campo de la meditación, donde el encuentro con la paz interior y el equilibrio con las emociones son esenciales.
Aumenta la autoestima ayudando en la autoaceptación.
Es un mineral perfecto para generar empatía y despertar la sensibilidad.

Citrino: Piedra de los negocios productivos
Armoniza el 3º Chakra, Plexo Solar

El Citrino en el 3 Chakra, moviliza las energías bloqueadas en el Plexo Solar.
Se le atribuye a esta piedra la capacidad de levantar la autoestima y ayudar a tener mejor calidad de sueño.
Es el indicado para atraer abundancia. Imparte alegría a todos los que la contemplan. Favorece la calma interna y estimula la energía positiva. Fortalece el aura y es un gran protector emotivo del hogar. Transmuta y ancla las energías negativas.
También se lo asocia a los negocios productivos. Estimula la actividad intelectual favoreciendo la toma de decisiones.

Cornalina: La piedra del coraje, el poder y la ambición
Armoniza el 2º Chacra, Sacro

La cornalina es una piedra femenina. Antiguamente los alquimistas de la Edad Media le otorgaban a la cornalina roja la propiedad de curar infecciones y la neutralización de los efectos de algunos venenos.
Su color cálido y su abundancia la hizo muy popular en joyería durante el siglo XIX, especialmente en la confección de camafeos y en símbolos religiosos, donde se lucían en forma de colgantes, prendedores y en pequeños relicarios.
Protege de sentimientos negativos como la envidia y el resentimiento. También ha sido considerada como la piedra del coraje, el poder y la ambición.
Trabaja desde los planos inferiores hacia arriba, posibilitando mejorar notablemente el canal de la energía.

 

Jaspe Rojo: Piedra de la pasión
Armoniza el 1º Chacra, Raíz

Piedra de fuertes vibraciones energéticas. Aumenta la fuerza vital. Es ideal para equilibrar el ying y el yang. Es muy beneficiosa para los que padecen timidez. A nivel mental, el jaspe ayuda a agilizar los procesos del pensamiento.
Se lo utiliza, desde la antigüedad, como afrodisíaco y estabilizador amoroso. Es considerada la piedra de los sentimientos intensos, la pasión y las grandes emociones.