Sabes que a la hora del té podes conocer tu futuro? Conocé la Teomancia. El arte de ver el mañana

Teomancia

La lectura de las hojas de té tienen la posibilidad de indicar acontecimientos que se presenten de forma inmediata, y los que tardarán algún tiempo en manifestarse. 

Que es la Teomancia

La Teomancia es una ciencia basada en la lectura de las formas que dejan las hojas de té en la taza. Muy parecida la técnica a la lectura de la Borra del café.

Como se utiliza

Para este sistema se utilizan tazas blancas pequeñas y sin diseños en las paredes interiores. Tiene que ser con las paredes totalmente lisas.
Se preparara el té y después se verterá sin el uso de un colador. De esta forma las hojas permanecerán en el fondo de la taza después de ser bebido el té. A continuación la taza debe ser tomada con la mano izquierda y girarla en un rápido movimiento de izquierda a derecha tres veces. Hay que tener en cuenta que este giro de la taza antes de invertirla sobre el plato es muy importante, ya que es el equivalente al barajado de las cartas del tarot.
Luego, lentamente y con mucho cuidado, se coloca boca abajo la taza sobre el plato y se dejará reposar durante un mínimo de siete segundos y máximo de un minuto para que el líquido restante o la humedad del té repose. A los pocos segundos de este giro se comenzarán a crear figuras o signos que ya podrán ser interpretados por el lector. Las hojas formarán distintos símbolos y estos pueden ser desde la forma de un corazón hasta un anillo, una carta, etc. La base de la taza representa la respuesta a la consulta.

Los orígenes

Teomancia

Aunque la Teomancia se ha utilizado en China desde tiempos muy antiguos como sistema de predicción del futuro, el té no fue llevado a Europa hasta mediados del siglo XVI. Pero incluso años después de su introducción en este continente el té era demasiado costoso para ser utilizado, excepto por una proporción pequeña de la población, y su consumo se convirtió rápidamente en un pasatiempo popular entre las clases sociales altas, y de él surgió el arte de la Teomancia.