Constelaciones familiares. Sanar el pasado es posible

Constelaciones familiares. Sanar el pasado es posible

Las Constelaciones Familiares son una disciplina esencial para descubrir el funcionamiento invisible de las relaciones humanas, integrando a todos los miembros, posibilitando el encuentro de su lugar en el mundo.

Que son las constelaciones familiares

Las constelaciones familiares es un tipo de terapia que busca resolver problemas, determinando de dónde vienen para encontrar una solución y poder aceptarlo.

Constelaciones Familiares es una técnica creada en Alemania por el filósofo,teólogo, y pedagogo Bert Hellinger, que se basa en el análisis multigeneracional para acercar a los problemas derivando en la Terapia Sistémica. 

La disciplina es relativamente joven. Su creador comenzó a trabajar en esa mirada en los 80, y se trabaja principalmente con vínculos sanguíneos.

Constelaciones familiares. Sanar el pasado es posible

La terapia muestran la capacidad que se tiene para resolver, o cómo se encuentran posicionados en la red sistémica de vínculos, en qué lugar se encuentran para poder realizar un movimiento en la vida que los guíe hacia el bienestar.
Las constelaciones familiares pueden tratar todo lo que duele, molesta y que tiende a repetirse, ya sea en estados emocionales o físicos.

Al realizar las constelaciones familiares quedan expuestas las dinámicas ocultas que operan dentro de este sistema que hacen repetir patrones y conductas, que desde la parte consciente no se pueden resolver.

Constelaciones familiares. Sanar el pasado es posible

Las enfermedades son una manera que tiene la existencia de mostrar algo que no se puede percibir de manera consciente, pero que se encuentra latente, por lo que el cuerpo lo somatiza.
Los órganos siempre representan algo si se tienen problemas en el hígado es probable que se esté pasando por situaciones de rabia e ira. Los riñones se relacionan con los miedos.

Constelaciones familiares. Sanar el pasado es posible

Los conflictos no resueltos con los antepasados familiares son transmitidos de generación en generación

Las situaciones traumáticas a tratar en las constelaciones familiares pueden haber sucedido varias generaciones anteriores y suelen traducirse en afecciones emocionales como psicosis, migrañas, miedos, cansancio crónico fobias, depresión y problemas en las relaciones. Esta técnica trabaja con las últimas cuatro generaciones de una familia, es decir hasta los bisabuelos de la persona que realiza la constelación.

Constelaciones familiares. Sanar el pasado es posible

Los órdenes del amor

 

El concepto principal en las Constelaciones familiares, según Bert Hellinger son los órdenes del amor.

Se puede hablar de los Órdenes del Amor independientemente de las Constelaciones Familiares, pero no se puede hablar de las Constelaciones Familiares sin incluir los Órdenes del Amor, porque en las Constelaciones se trata de descubrir y restablecer las leyes sistémicas.

Bert Hellinger ha creado una filosofía de vida que es accesible a todos los seres humanos y en la medida en que puede ser entendida, también puede ser aplicada.

Según las constelaciones familiares hay tres leyes que le dan un marco, cauce, y contención al amor para que fluya naturalmente: La pertenencia, el orden y el equilibrio entre dar y recibir.

La pertenencia

Todos los miembros de una familia tienen el mismo derecho de pertenencia. Es un derecho que no se puede impugnar. No hay grado de pertenencia superior o inferior. El simple hecho de nuestro nacimiento nos otorga un lugar en la familia. Incluso más allá de nuestra muerte.

El orden 

El orden sistémico respeta el orden cronológico. Los padres vienen antes que los hijos. El primer hijo viene antes que el segundo, y así sucesivamente. Un primer cónyuge guarda su lugar de primer cónyuge, incluso si no lo fuera actualmente. Las personas adultas son las que asumen las responsabilidades, no así los niños. Los mayores tienen derechos y obligaciones frente a los más jóvenes.

El equilibrio entre dar y recibir

Las relaciones humanas se equilibran según un intercambio equitativo entre dar y recibir. La perpetuidad de una relación es condicionada por la igualdad de este intercambio.
Entre padres e hijos, el intercambio se hace de manera diferente: los padres dan la vida al hijo, el hijo recibe la vida de sus padres. Cuando el hijo se vuelva padre dará a su vez a sus hijos, que recibirán. De esta manera el intercambio entre padres e hijos se equilibra, ya que la deuda de los hijos hacia los padres por la vida recibida es tan grande que es imposible de devolver.

Constelaciones familiares. Sanar el pasado es posible

Que se logra a través de las constelaciones familiares

La Constelación Familiar restablece el orden. Logrando, una y otra vez, traer a la luz lo oculto, para hacer visible la causa de determinadas problemáticas. Delimitando conflictos de origen familiar, social y laboral que afectan la vida cotidiana.
Los miembros de una familia, incluyendo aquellos que están ausentes por muerte y separación, están energéticamente presentes en la estructura familiar, afectando a los otros miembros.

Este tipo de terapia no sólo sana al individuo, sino que mejora al grupo o familia a la que pertenece y ubica a cada uno en su lugar de jerarquía devolviendo a cada uno su responsabilidad, liberando a los que se hacían cargo de lo que no les correspondía.
Cada persona tiene un lugar único en su grupo familiar. Aunque no esté físicamente hay que respetarlo porque energéticamente sigue formando parte del sistema, si otra persona llegar a ocupar ese lugar, se desequilibra el sistema de estructura familiar.

No sólo tiene efecto en el pasado y presente sino que las generaciones venideras podrían recibir un beneficio al evitar que cometan los mismos errores que sus antepasados.
La realidad aceptada es liberadora, disuelve las implicaciones en viejas ilusiones y abre paso a la reconciliación. De esta manera la perspectiva se amplía y con ella también la responsabilidad.

Constelaciones familiares. Sanar el pasado es posible

Como se constela

Se puede realizar de forma individual o grupal.

Constelaciones familiares grupales

El procedimiento es el siguiente: Se reúnen varias personas incluyendo el constelador (terapeuta) como gúía. La duración de cada sesión varía según la cantidad de personas a constelar.

Se realiza en un lugar físico que no requiere de ningún acondicionamiento especial. Constelan entre 3 a 6 personas, dependiendo de la capacidad del lugar y la organización con que previamente se haya estructurado el grupo.

Cada asistente dispondrá de un turno para constelar. que es como se denomina la terapia. Su constelación durará aproximadamente una hora. Durante la misma, los demás asistentes pasan a formar parte activa, ya que pueden a ser escogidas para representar las vivencias del inconsciente de la persona que está constelando.

Al finalizar cada turno de constelación se realiza una pausa de 10 minutos antes de continuar con la siguiente. La dinámica de constelación es continua y cada persona que asiste realiza un trabajo personal y grupal.

No es necesario que una persona que asista tenga que tener algún tipo de conocimiento sobre las constelaciones, ya que justamente la forma de trabajar es ordenada y al mismo tiempo experimental y creativa.

Cada persona que asiste a un taller de constelaciones familiares realiza un trabajo personal, tanto en su constelación como en la de los demás asistentes. Es muy común sentir que el rol o roles que ha experimentado cada persona como representante, se relacione con algunos aspectos de su vida.

Constelaciones familiares. Sanar el pasado es posible

Constelaciones familiares individuales

Desarrollo de una Constelación Individual

Es muy similar al de las constelaciones grupales, la diferencia es que en lugar de representantes humanos el terapeuta suele utilizar algun tipo de figura para representar el Sistema Familiar. El trabajo de percepción de energías lo hacen el consultante y el constelador.
A continuación, se le pide a la persona que elija y distribuya en el espacio a distintas figuras que representarán a personas de su sistema familiar. Luego de una conversación sobre la configuración inicial de la constelación, se pide al consultante que cierre los ojos y visualice la escena para poder guiarlo hacia una probable solución para el conflicto que posee.

La experiencia, realizada de manera grupal o individual es fantástica. Gran cantidad de personas aseguran haber notado cambios notables en su vida luego de realizar la sesión de constelaciones familiares.