fbpx
Google search engine
InicioInterés generalImperdible. Los musicales más exitosos y deslumbrantes, que deberías ver

Imperdible. Los musicales más exitosos y deslumbrantes, que deberías ver

Un documento único que te permite acceder a toda la información de los mejores musicales de la historia.

100 musicales que deberías ver. Autor Joan Francesc Cánovas. Editorial Amat

El género de los musicales es, sin dudas, uno de los más complejos del arte en donde deben complementarse un sinfín de aspectos para que suceda la magia y una obra pueda subir a escena.

En el libro 100 musicales que deberías ver, su autor Joan Francesc Cánovas da a conocer aspectos fundamentales del arte teatral, para que el lector comprenda en qué consiste el mundo Broadway y West End, la cuna de los musicales.  Entre sus tópicos se detallan desde los grandes musicales modernos  hasta los clásicos inolvidables.

Con una amplia documentación gráfica, el autor realiza un trabajo de investigación sin precedentes, aportando  gran variedad de datos inéditos sobre las obras, las personas y los personajes más emblemáticos en el ámbito de los musicales.

Asimismo, en el libro describe qué es un musical, las diferencias entre una ópera y un musical. Se detallan las características de cada uno de ellos: los creadores, fecha de estreno, datos relevantes, sinopsis, personajes principales, números musicales del espectáculo, obra cinematográfica relacionada, curiosidades, etc. 

Es un libro ideal para el público que ama el género, ya que permite conocer todo acerca de los principales musicales que se han producido a lo largo de la historia.

Qué es un musical

Andrew Lloyd Webber, uno de los compositores más reconocidos y prolíficos de la historia de los musicales, sostiene que poner en marcha un musical es un proceso casi milagroso tocado por una varita mágica para que lo imposible se haga realidad. 

Un musical es una vasta obra colaborativa que debe acertar en una infinidad de decisiones que van desde la trama a la partitura y de la escenografía, a la puesta en escena. Un sinfín de aspectos que deben acompañarse tanto de grandes dotes técnicos como de un destacado instinto creativo.

El musical necesita las mismas habilidades que puedan precisar otras formas culturales como el teatro, la música, la ópera o la danza, o quizás hasta más. Componer o producir un musical necesita de una capacidad que no está al alcance de cualquiera. 

En este sentido, sirva como ejemplo el trabajo de los actores que participan en una obra de teatro musical. No solo deben saber interpretar, sino también cantar y bailar. Encontrar a alguien que tenga un buen dominio de los tres aspectos no es fácil. 

Realizar una obra musical requiere de la capacidad para dominar distintas disciplinas artísticas y es por ello que cabe considerarla un arte escénico de gran complejidad.

Diferencias entre ópera y musical

  • La demanda vocal en una ópera es normalmente de tipo clásico, mientras que en un musical no es tan habitual.
    Existen musicales con registros clásicos, pero pocos. Diríamos que en la ópera el énfasis principal está en el canto.
  • La orquestación es diferente.
    La formación de la orquestra varía dependiendo de la ópera o del musical que se interpreta, pero en general en una ópera es mayor en número de músicos que en un musical. La composición de la misma también varía.
  • En la ópera la música es la fuerza que impulsa la obra.
    Da igual en qué idioma esté escrita. La trama es secundaria, la música es el hecho principal de la misma. En un musical la palabra nos da el matiz que nos permite entender a los personajes. La música está al servicio de la historia.
  • La estructura es diferente.
    Una ópera está estructurada en obertura, recitativos, arias, coros, interludios…
    Un musical funciona estructuralmente por actos e internamente por escenas (más similar y propio del teatro clásico), pero a veces se trata de una cuestión más bien terminológica, porque en el teatro musical también existen arias, dúos, tríos, coros, etc. 
  • La ópera es más antigua que el teatro musical.
    Las primeras óperas se sitúan a principios del siglo XVII, mientras que los primeros musicales cabe encontrarlos a finales del siglo XIX. Por tanto, la ópera ha tenido más recorrido y posiblemente esta sea una de las circunstancias que le han dado la posición en la que se encuentra.

Los grandes musicales modernos

En esta primera lista se intentan situar aquellas obras que, a día de hoy, se han convertido, por una razón u otra, en las referencias de los espectadores y los críticos.

 En esta selección se incluye un top ten de los musicales que más recaudan o han recaudado, que más público congregan, que más tiempo llevan o han llevado en cartel,  y las que mejores críticas han obtenido. 

La mayoría son musicales que empezaron su recorrido hace ya algunos años y otros se forjaron después de una película de éxito, pero para todos,  hay una recomendación explícita: si tienes la posibilidad de verlos, no la dejes pasar.

Aladdin

Inspirado en la popular película animada de Walt Disney del mismo nombre, de 1992.
Desde su estreno en Broadway (2014) y, posteriormente, en el West End (2016), se trata de una de las producciones musicales más exitosas en recaudación del siglo XXI.

El éxito de la película de Disney y la popularidad de la banda de sonido (llegó a conseguir dos premios Óscar de Hollywood) la hicieron una candidata óptima a ser producida en formato teatro musical. 

En el musical se incluyen algunas canciones escritas para la película, pero no utilizadas, y se compusieron cuatro canciones nuevas realizadas especialmente para la obra. Alan Menken, Howard Ashman y Tim Rice son los compositores de la película y del musical.  

Mamma Mia!

Se trata de un musical jukebox, canciones ya existentes del grupo ABBA que se ponen al servicio de un argumento. ABBA es el icónico grupo de pop que encabezó las listas de éxitos de todo el mundo durante la década de 1970 hasta su disolución en 1982.

Se estrenó en abril de 1999 el teatro Prince Edward. de Londres. En septiembre de 2012 se mudó al Teatro Novello, donde en 2020 continúa en cartel, celebrando el vigésimo aniversario.

Se ha representado en más de cincuenta países de los cinco continentes. Se calcula que más de sesenta millones de personas en todo el mundo han visto el espectáculo.

Ya sea por la nostalgia que genera, por las tramas que se desarrollan, por lo universal de la música de ABBA, por las coreografías o por la estructura de la trama, el musical ha sido y sigue siendo un éxito que se ha convertido en una de las obras del género, imprescindibles al día de hoy, en todo el mundo.

The lion King

La obra está basada en la película de animación de Disney de 1994. El argumento está inspirado en el drama de William Shakespeare, Hamlet.
Presenta actores con disfraces de animales, máscaras y marionetas gigantes. La danza, el mimo y el vestuario juegan un rol central en el desarrollo del espectáculo.

La fusión musical realizada por Elton John y Tim Rice con la incorporación de la música africana de Lebo M. (Lebohang Morake), y la música original de la película del compositor alemán Hans Zimmer constituyen un elemento diferencial de la obra respecto a lo que se había creado en su oportunidad.

Es uno de los musicales más rentables de la historia. Actualmente continúa representándose tanto en Broadway como en el West End. En ambos casos se acerca a las 10.000 representaciones.
En el año de su estreno en Broadway fue nominado a once premios Tony, de los que ganó seis, incluido el de mejor musical (1998). 

La directora de la producción original, Julie Taymor, fue la primera mujer directora de un musical en ganar un premio Tony.
Ha sido estrenado en una veintena de países de los cinco continentes y traducido a una decena de idiomas.

 

Chicago

El musical se basa en la obra  escrita en 1926 por la periodista Maurine Dallas Watkins, que informaba sobre tribunales para el Chicago Tribune. acerca de  los juicios a dos mujeres, Beulah Annan y Belva Gaertner, condenadas por asesinato en 1924. Sus columnas en el periódico fueron tan populares que decidió escribir una obra de teatro (no musical) basada en ellas.

El musical se estrenó en Broadway, y luego en Londres en 1979. Pero el verdadero récord lo establecieron las reposiciones de 1996 en Broadway y 1997 en el West End. 

En New York el musical se prolongó hasta 2014, realizando un total de 7.486 representaciones.
En Londres volvió a ponerse en escena en 1997, donde estuvo hasta el 2012, de forma  ininterrumpida.
De los revivals de 1997, el musical ganó seis premios Tony,  dos Laurence Oliviery y un Grammy en 1998. Conceptualmente, el musical está concebido como si cada número fuera un vodevi.

Rent

El musical está basado en la ópera La bohème, de Giacomo Puccini.
El año de su debut (1996) fue nominada a diez premios Tony , obteniendo cuatro, incluyendo el de mejor musical.

Después de su paso por el circuito Off-Broadway, el musical se estrenó en Broadway el 29 de abril de 1996 en el Teatro Nederlander de Nueva York.
Permaneció 12 años en cartel de forma ininterrumpida en Broadway.

Rent aborda temas de actualidad como el sida, la adicción a las drogas, la homosexualidad, la pobreza y el amor. El musical está ambientado en el barrio de East Village, la zona más deprimida del este de Manhattan (New York).

Se ha convertido en uno de los musicales de referencia para los amantes del género, siendo representado en más de cuarenta países de todo el mundo y traducido en más de veinte idiomas.

A Chorus line

Debido a su éxito el musical permaneció quince años en cartel y se representó 6.137 veces de forma consecutiva en Broadway. 

La obra se ha representado en más de un centenar de producciones a lo largo del mundo y se ha convertido en uno de los musicales más representados de la historia, de entre los producidos en Nueva York. 

La producción original de Broadway obtuvo doce nominaciones a los premios Tony y ganó nueve, entre ellos el de mejor musical. También obtuvo el premio Pulitzer en 1976, uno de los pocos musicales que ha ganado este galardón.

42nd Street

El musical está basado en la película musical del mismo nombre de 1933,  y en la novela de Bradford Ropes. El espectáculo se concibe como un jukebox porque el musical incluye, además de las canciones de la película, otras que los autores escribieron para otros films y que son utilizadas en la trama de este musical.

Desde su estreno, estuvo casi nueve años interpretándose de forma ininterrumpida en Broadway con un total de 3.486 representaciones consecutivas.
El musical se estrenó el 8 de agosto de 1984 en el teatro Royal Drury Lane de Londres.

Es posiblemente uno de los últimos grandes éxitos del denominado teatro musical estadounidense clásico antes de la irrupción de grandes producciones británicas como Cats, Les Misérables y The Phantom of the Opera.

Les Misérables

Basado en una novela del mismo nombre escrita en el año 1862 por Victor Hugo, se trata de un musical cantado en su totalidad. Se ha representado de forma ininterrumpida en Londres desde 1985.

El musical se estrenó el 12 de marzo de 1987 en el Teatro Broadway de Nueva York.

Se ha representado en más de 350 ciudades del mundo y en más de 44 países. Se ha traducido en  22 idiomas.

Las producciones de Londres y Nueva York cuentan con unas 120 personas entre actores, músicos y técnicos. 

La producción original del West End de Londres (1985) obtuvo tres premios Laurence Olivier. En el año del estreno en Broadway (1987) obtuvo ocho premios Tony, entre ellos al de mejor musical. Si se suman todos los premios,  la producción dispone de más de 250 galardones.

Cats

Basado en una colección de poemas de fantasía de Thomas Stearns Eliot, Old Possum’s Book of Practical Cats (1939), se trata de un musical sin diálogos.
Cats está considerado uno de los musicales más importantes de todos los tiempos y uno de los primeros mega musicales que fueron concebidos como un producto global. 

La producción inicial en Londres (West End) estuvo durante veintiún años en cartel. En Broadway estuvo dieciocho años. A estos datos hay sumar las miles de representaciones que se han desarrollado por el mundo y los revivals de Londres y Nueva York.

Cats también marcó el inicio de una época dorada de los musicales producidos inicialmente en Londres que dominaron la industria del sector durante casi dos décadas.

Desde el punto de vista estructural, la obra es absolutamente atípica, ya que no tiene la narrativa tradicional de los musicales. Está basado en una serie de poemas sin argumento y su fortaleza recae en la danza, la música y la caracterización de los personajes como gatos. Esta es, posiblemente, una de las características que hacen más atípico su éxito.

La producción original de Broadway fue nominada a once premios Tony. El musical también ganó un premio Grammy al mejor álbum de teatro musical.

The Phantom of the Opera

El musical está basado en una obra escrita por Gaston Leroux en 1910. Se trata de un musical cantado en su totalidad.

El 26 de enero de 1988 se estrenó en el Teatro Majestic de New York. (Broadway). Las funciones en Londres (previas) habían empezado el 27 de septiembre de 1986. En la actualidad continúan representándose en ambas ciudades.

En el musical se utilizan más de 200 trajes, diseñados por Maria Björnson, una distinguida diseñadora de vestuario y coreógrafa en el mundo de la ópera.

El musical ha ganado más de setenta grandes premios de teatro a escala mundial y ha tenido más de 140 millones de espectadores repartidos en más de treinta países de todo el mundo.

Libro
100 musicales que deberías ver. (Editorial Amat)

Autor
Joan Francesc Cánovas. Periodista, Escritor, Consultor en comunicación y gran aficionado al teatro musical. Profesor de la UPF-Barcelona School of Management. Ha desarrollado su profesión en diversos medios de comunicación. Fué Director de Comunicación de la Generalitat de Catalunya y miembro del Consejo de Administración de la Corporació Catalana de Ràdio i Televisió (radio y televisión pública).

RELATED ARTICLES
- Advertisment -
Google search engine

POPULARES

error: Contenido Protegido