Dean Schneider – Tarzan en la vida real

Dean Schneider – Tarzan en la vida real

Viaje al corazón de la sabana africana.

A la mayoría de las personas le gusta ver documentales sobre animales, pero quizás sean muy pocos los que intenten dejar su vida cotidiana para dedicarse únicamente a proteger a las especies en peligro de extinción. Bueno, resulta que Dean Schneider no es como la mayoría de la gente.

A los 27 años Dean ha encontrado su verdadera pasión y ha dejado todo para perseguirla.
Es así que se alejó de su cómoda vida en Suiza y se trasladó al corazón de la sabana africana.

Dean Schneider – Tarzan en la vida real

Amor por la vida silvestre

Su amor por la vida silvestre comenzó a los 6 años cuando veía por Nat Geo al legendario ambientalista suizo Steve Irwin.
Irwin, también era conocido como “el cazador de cocodrilos”, un experto en vida silvestre que murió en 2006 haciendo lo que amaba.
Steve llevó la educación sobre la vida silvestre directamente a la sala de estar de Dean, donde obtuvo su primera exposición sobre las diferentes especies de animales.

Dean Schneider – Tarzan en la vida real

Sus comienzos

Dean nació el 3 de octubre de 1992 en Suiza (Zúrich).
Antes de seguir su pasión, Dean, como cualquier adulto contemporáneo tuvo una profesión convencional.
Se desempeñó como asesor financiero durante un año antes de diversificarse creando su propia empresa, la cual dirigió exitosamente durante tres años.
A pesar de abandonar su carrera por la conservación de la vida silvestre, las habilidades que adquirió como asesor financiero le ayudaron a sentar las bases financieras para su proyecto en Sudáfrica.
Esto lo hizo viajando constantemente a su país para actualizar conocimientos, creando un plan de acción y finalmente obteniendo el apoyo mediante donaciones.
A los 23 años, Dean dejó atrás su vida convencional en Suiza y su trabajo bien remunerado, vendió todas sus pertenencias y se trasladó a Sudáfrica para poner en marcha su proyecto Hakuna Mipaka.

Dean Schneider – Tarzan en la vida real

Hakuna Mipaka

Hakuna Mipaka en Swahili (lengua africana) significa “Sin límites“. Dean comenzó el proyecto Hakuna Mipaka para atender a los leones nacidos en cautiverio. Según él, “Hakuna Mipaka es una forma de vida que se originó a partir de los cinco valores fundamentales: libertad, lealtad, aprecio, hermandad y audacia“.
El Oasis Hakuna Mipaka se extiende sobre una finca de 400 hectáreas. También tiene un área separada para otros animales salvajes, como impalas, kudus, cebras, hienas, babuinos,entre otros. También hacen programas de rehabilitación con diferentes animales, que luego son liberados de nuevo en la naturaleza.
El Oasis es un santuario privado y no está abierto a visitas turísticas y actividades de cría. Dean dice que construyó el lugar para los animales y no para los humanos. Él le proporciona a estos animales la oportunidad de vivir en libertad.

Dean Schneider – Tarzan en la vida real

Dean sostiene, “Tenemos que aprender a amarlos exactamente como son y no como queremos que sean
En cuanto a su objetivo Schneider manifiesta “Mi misión es llegar a tantas personas como sea posible y educarlas sobre la vida salvaje y la belleza del reino animal.
Creo en el poder del conocimiento, la pasión y las historias visuales para cambiar las percepciones de la gente y salvar la vida silvestre“.

Dean Schneider – Tarzan en la vida real

El influencer de la vida silvestre

Dean Schneider no es un nombre nuevo en el mundo de las redes sociales. Tiene unos 3,9 millones de seguidores en instagram y más de100.000 suscriptores en youtube.

Dean Schneider - Tarzan en la vida real

Se puede ver el gran cambio que está produciendo en la vida de estos animales y eso es muy inspirador y emotivo.