Todo lo que se desea es posible? Conocé que es y cómo funciona la ley de la atracción.

Todo lo que deseas es posible. Conocé que es y cómo funciona la ley de la atracción.

La ley de la atracción es una potente fuerza que atrae lo que queremos o lo que tememos. El poder del pensamiento es infinito. La clave es saber conducirlo.

Esta Ley es una filosofía metafísica. El Universo está formado por vibraciones. Estas pueden ser altas o bajas, positivas o negativas, que son atraídas por vibraciones similares. Ejemplo: Si una persona es bondadosa tendrá tendencia para atraer más bondad.
Esto es tanto para lo bueno como para lo que no lo es. Se logra estando en la misma frecuencia “energética” de la que se quiere manifestar en su realidad. En todo momento, a través de los pensamientos, palabras, acciones y emociones, se envían frecuencias que atraen manifestaciones a la vida. Siempre se está atrayendo algo a este plano.

Todo lo que deseas es posible. Conocé que es y cómo funciona la ley de la atracción

Los seres humanos son energía y como tal emiten vibraciones. La clave es pensar en algo que le gustaría lograr. “Soñar despierto” de forma constante con ello. Imaginarlo. Verlo con claridad en la mente y cada vez que esto ocurra sentir entusiasmo, alegría y la sensación de que ya se posee. Según la ley de la atracción cuando esto sucede comienza a gestarse, naturalmente, como por arte de magia, circunstancias que acercan cada vez más a la meta planteada.

Cómo aplicar la ley de la atracción

  • Ser agradecido y manifestarlo en forma diaria. Conectarse con todo lo bueno que se tiene y que a veces se da por sentado. Esto ayuda a reconocer que siempre hay cosas buenas y abundancia en la vida.
  • Tomarse un tiempo para meditar, y mientras se realiza visualizar lo que se desea. Sentir que ya se tiene y agradecer por ello.
  • Siempre expresar los deseos de manera positiva ya que el Universo no reconoce el “No” Ejemplo si se dice No quiero perder el trabajo el Universo lo interpreta de manera contraria. En realidad debería decirse Deseo continuar con mi trabajo.
  • Cuando los pensamientos se tornen negativos es fundamental no quedarse mucho tiempo aferrado a ese sentimiento.
  • Lo ideal es hacer algo que le agrade. No luchar contra esos pensamientos, sino transformarlos hacia su versión positiva, de manera que se pueda modificar el estado anímico. Actividades simples como escuchar música, leer o hablar con una amiga colaboran en el propósito.

Guía práctica para aplicar la ley de la atracción

1. Realizar un mandala con imágenes y deseos que se quiere obtener, ejemplo: Si se desea una casa habría que incluir una foto o un dibujo de la misma en el mandala.
Es recomendable que no sean más de tres, porque la mente se dispersa. Lo ideal es tenerlo en un espacio donde se pueda ver todos los días para poder activar las emociones. Estas son herramientas poderosas en la Ley de la Atracción: mientras más se pueda sentir y visualizar los deseos, más efectivo será.

2. Confeccionar una lista de los pasos a seguir  para lograr el objetivo, luego ir tachándolos, conforme se vayan realizando.

3. Realizar afirmaciones positivas varias veces al día. Las mismas deben ir en consonancia con los deseos expresados en el mandala.

4. Antes de dormir escribir sobre lo que se desea. Mientras duerme el subconsciente trabaja  buscando las formas de resolver los problemas para lograr los objetivos.

Afirmaciones 

  • Vivo en un mundo lleno de abundancia y prosperidad.
  • El dinero fluye fácilmente en mi vida.
  • Nuevas oportunidades vienen a mí de forma fácil y constante.
  • Soy un imán que atrae la felicidad, el amor, la salud y la prosperidad.
  • Mi vida es maravillosa y me permito compartirla con las personas que amo.
  • Todo llega a mi vida en el momento oportuno. Todo llega para mi mayor bendición.
  • Todo lo que invierto o gasto regresa a mí multiplicado 3 veces.
  • Soy una persona exitosa y próspera. Todo el universo me apoya.
  • Mi cuerpo funciona de forma perfecta y divina. Todos sus sistemas trabajan de forma sinérgica a mi favor. Mi cuerpo vibra a mi ritmo y fluye con energía.
  • Tengo paz y serenidad. Suelto mi pensamiento al universo, él conoce el mejor camino y el más rápido.