Cumplir tus sueños es posible: 7 estrategias para alcanzar tus metas

Descubre formas efectivas de lograr tus objetivos sintiéndote feliz y pleno durante el proceso.

¿Te has preguntado alguna vez por qué la mayoría de las personas no alcanzan sus sueños y metas? ¿Por qué solo un 8% de las personas logra lo que se propone? La respuesta es sencilla: los hábitos.

7 hábitos que te permitirán alcanzar tus sueños y metas.

1. Somos lo que hacemos de forma repetida. La excelencia, por lo tanto, no es un acto sino un hábito

Esta frase de Aristóteles significa que nuestros hábitos influyen en quiénes somos, qué podemos lograr y que para ser excelentes en algo se debe practicar de forma consistente.

2. Inicia con una meta clara 

Visualiza tu futuro y da vida a esa visión. 

Cuando tienes claridad sobre lo que deseas y trazas un plan para alcanzarlo, puedes retroceder y determinar las acciones diarias necesarias para lograr el éxito.

3. Acondiciona tu entorno

Si planeas escribir, destina un espacio específico para ello.

Si te propones hacer ejercicio, organiza un rincón como gimnasio en casa.
Preparar nuestro entorno aumenta la probabilidad de continuar con los hábitos.

4. Minimiza los obstáculos

Selecciona metas y hábitos que se integren fácilmente en tu vida.
Simplifica todo lo que puedas, cultiva hábitos.

Imagina que tu meta es incorporar la lectura diaria a tu rutina. Para ello elige libros que te apasionen y colócalos en un lugar visible. Establece un horario fijo para la lectura. Al simplificar el proceso y alinear la actividad con tus gustos y horarios, será más fácil convertirla en un hábito constante.

5. Aplica el truco “Cuando ⇒ Entonces”

Conecta la realización de tareas con actividades o momentos específicos.

Por Ejemplo:

  • Después de finalizar una tarea laboral, dedicaré 5 minutos a practicar meditación.
  •  Al terminar de cenar, realizaré una breve caminata para ayudar en la digestión.

Establecer estos vínculos ayuda a integrar las responsabilidades de manera más fluida en nuestra rutina diaria.

6. Disciplina ⇒ Motivación

La motivación puede disiparse. La disciplina perdura.
Cultiva la disciplina con el paso del tiempo.
Al ser consciente, fortaleces el sentido de la disciplina día a día.
Continúa construyendo.

7. Crea incentivos para celebrar tus avances

Disfruta de una comida especial los domingos después de haber corrido cada día durante la semana.
Cuando premiamos ciertos comportamientos, aumenta la probabilidad de mantenernos comprometidos con nuestros hábitos.