Solo para seductoras. Una fragancia que enciende pasiones.

Shalimar de Guerlain

Shalimar

A la hora de optar por una fragancia como arma de seducción femenina es esencial tener en cuenta el  perfume más famoso de la casa Guerlain. Creado en 1925 por Jacques Guerlain, es de la familia de los orientales. Su fórmula es compleja y afrodisíaca. De hecho, su nombre significa en sánscrito «templo de amor» , porque definitivamente invita a la seducción y las pasiones desenfrenadas.

Sale al mercado en el año 1925, inspirado en la historia del emperador Sha Johan y Mumtaz Mahal, la creación de los jardines de Shalimar y el Taj Mahal, y la promesa de amor eterno que se jurarían entre ellos. Una historia real elevada a leyenda, que Jacques Guerlain quiso plasmar en esta fragancia.

 

Posee un aroma sensual, balsámico, amaderado y atalcado.  Se destacan cítricos como la mandarina y el limón; Su corazón conjuga flores como la rosa y el iris con las bondades del pachulí y el vetiver. Sus toques de fondo suavizan con vainilla la potencia del civet, opopónaco, cuero, haba tonka, almizcle, sándalo e incienso.

Se estima como uno de los perfumes más vendidos del mundo y el favorito de las personas con alto poder adquisitivo. Pero vale la pena. El arte de la seducción no tiene precio.