Una chica al rojo vivo en los 80s. El juego de la infidelidad en tiempo de comedia

Una chica al rojo vivo en los 80s. El juego de La infidelidad en tiempo de comedia

Generalmente cuando se combinan un buen guión, un excelente elenco y una dirección acertada, un film tiene grandes posibilidades de convertirse en un suceso. En el caso de la comedia de los 80s “The woman in red” o “Una chica al rojo vivo”, como se la conoció en nuestro idioma, tuvo como elementos determinantes una sumatoria de hechos afortunados.

Una chica al rojo vivo en los 80s. El juego de La infidelidad en tiempo de comedia

La película norteamericana estrenada en 1984 es una remake de la exitosa comedia francesa “Un éléphant ça trompe énormement” escrita y dirigida por Yves Robert en el año 76. Robert es un talentoso creador de éxitos como “Alto rubio con un zapato negro” y “El gemelo”, entre otros.
La comedia francesa venia con el antecedente de varios premios internacionales, entre ellos el Globo de oro en 1977 a la mejor película extranjera.
Esta adaptación significaba una gran apuesta para Orion Pictures, productora del film, ya que se encontraban con el desafío de sostener en los Estados Unidos el éxito de la versión original.

Una chica al rojo vivo en los 80s. El juego de La infidelidad en tiempo de comedia

El multifacético Gene Wilder fue convocado para que se encargara de todo, de forma literal. Así fue que se sumó como Adaptador, Director y Actor en esta nueva versión. Era la cuarta oportunidad en que Wilder se ponía detrás de cámaras. La primera había sido con “El hermano más listo de Sherlock Holmes”’, a la que continuaron “El amante más grande del mundo”, adaptación de Wilder del film de Fellini “El jeque blanco“, y “Los seductores”.
En los Estudios consideraban que el timing de Wilder como director para esta comedia era el adecuado. A su vez contaban con otro punto a favor que era su compromiso total con el proyecto ya que habia aceptado tener tres roles fundamentales. 
Si hay un profesional de la actuación con probada experiencia es Wilder. Durante años fue el actor favorito en los films del genial Mel Brooks, tanto es así que lo consideran su más fiel discípulo.
La amistad de Wilder y Brooks se había iniciado en los años 60, momento en que la actriz Anne Bancroft conoce a Wilder haciendo la obra de teatro “Madre Coraje y sus hijos” y lo recomienda a Brooks, quien ve en Wilder sus dotes de comediante y le ofrece el rol de Leo Bloom en “Los Productores”

Una chica al rojo vivo en los 80s. El juego de La infidelidad en tiempo de comedia

Ese fue el comienzo de una “sociedad´” artística que los unió a lo largo de varios films como “Locura en el oeste” y la emblemática “El joven Frankestein” donde además de protagonizar compartían el guión con Mel Brooks.
Wilder y Brooks tenían varios códigos en común:  La forma de hacer humor, el estilo de los gags, la originalidad que debe tener un guión, la sorpresa constante para mantener la atención del espectador y fundamentalmente el “tempo” de la acción.
Por eso es que las películas de Wilder y Brooks por separado tienen ciertas similitudes en el estilo de narración que las hace tan atractivas. Entre ambos crearon un manual de estilo.
Ese manual se encuentra omnipresente en “Una chica al rojo vivo“. La versión original tiene la personalidad y la incomparable sutileza del humor francés. En la remake había que utilizar toda la artillería disponible para convertirla en un producto nuevo y superador. El objetivo era recrear la comedia con el sello de Gene Wilder.

Una chica al rojo vivo en los 80s. El juego de La infidelidad en tiempo de comedia

Una comedia brillante necesita un elenco que este a la altura. Es así que contaron en el staff con los mejores profesionales del género. Lograron conformar un elenco coral con actores y actrices de probada experiencia, a excepción de Kelly LeBrock quien debutaba en cine.
La elección de la modelo que interpretaba LeBrock fue una tarea difícil, ya que la idea era que el personaje tuviera una imágen seductora y tierna a la vez.
Quizás una de las escenas más recordadas sea la que ella camina sobre la boca de aire de un estacionamiento y su vestido comienza a levantarse ante mirada atónita de Teddy, el personaje interpretado por Wilder.

Una chica al rojo vivo en los 80s. El juego de La infidelidad en tiempo de comedia

En el film se usó deliberadamente el famoso vestido de Marilyn Monroe volando en la calle de “El comezón del séptimo año” (1955), aunque cambiando el color de blanco a rojo.
Como la imagen lograda era muy impactante fue utilizada para realizar la campaña de marketing de la película.
La actriz debutante siguió estrictamente las instrucciones del director, quien le insistía en que fuera lo mas natural posible. El resultado final se encuentra a la vista. Kelly LeBrock consiguió realizar una actuación con mucha frescura, que le significó la continuidad en su carrera cinematográfica. Aun hoy LeBrock le reconoce a Wilder la manera en que la guió en su debut en el set.

Una chica al rojo vivo en los 80s. El juego de La infidelidad en tiempo de comedia

Una mención especial se merece la composición realizada por la actriz Gilda Radner, una gran comediante y estrella del programa “Saturday Night Live“.  A Radner incluso se la llegó a comparar con figuras como Lucille Ball. La actriz, merced a su histrionismo, es la que consigue llevar “Una chica al rojo vivo” al nivel más desopilante en los momentos que comparte escena con Gene Wilder, su esposo en la vida real.

Radner y Wilder compartieron films en tres ocasiones. La primera fue en “Hanky Panky” (1982) y la ultima en “Luna de miel embrujada” (1986).

Una chica al rojo vivo en los 80s. El juego de La infidelidad en tiempo de comedia

Las expectativas que El estudio tenía sobre el film fueron superadas ampliamente.  Es más, debido al éxito de taquilla, se le ha atribuido ser el precursor de un ciclo de remakes de películas francesas en Hollywood , particularmente comedias. 

Aunque fue un suceso y la película más exitosa de Wilder como director, Hollywood nunca produjo una secuela de esta película, a diferencia de la versión original francesa que la generó  un año después de su realización, titulada “Nous iron tous au paradis” (1977).

Una chica al rojo vivo en los 80s. El juego de La infidelidad en tiempo de comedia

Sinopsis

Teddy Pierce es un hombre feliz: Disfruta de su matrimonio, esposa, hijos, amigos y trabaja en una agencia de publicidad. Todo en su vida es perfecto, hasta que se cruza con una hermosa mujer vestida con un provocativo vestido de seda rojo. Y no es una mujer más.  Es la modelo seleccionada por su agencia para una nueva campaña. A partir de ese momento, el sueño de Teddy  será tener una aventura con ella y hará todo lo posible para conquistarla. Lo logrará?

Una chica al rojo vivo en los 80s. El juego de La infidelidad en tiempo de comedia

Elenco

Gene Wilder – Theodore Pierce.
Kelly LeBrock – Charlotte.
Gilda Radner – Ms. Milner
Charles Grodin – Buddy.
Joseph Bologna – Joe.
Judith Ivey – Didi Pierce.
Michael Huddleston – Michael.
Arthur Bailey – Jocko.

Una chica al rojo vivo en los 80s. El juego de La infidelidad en tiempo de comedia

Guìa Técnica

Título original The Woman in Red
Año 1984
Duración 87 min.
País Estados Unidos
Género Comedia romántica
Dirección Gene Wilder
Guion Gene Wilder
Música Stevie Wonder – I Just Called To Say I Love You
Stevie Wonder & Dionne Warwick – It’s You
John Morris
Fotografía Fred Schuler
Producción Victor Drai
Productora Orion Pictures

Una chica al rojo vivo en los 80s. El juego de La infidelidad en tiempo de comedia

Banda de sonido

La banda de sonido del film fue compuesta y producida por Stevie Wonder. El álbum alcanzó el cuarto puesto en la Billboard de EE. UU., Alcanzando el número 1 en la lista de álbumes R&B durante cuatro semanas y número 2 en la lista de álbumes del Reino Unido.
El corte del album “I Just Called to Say I Love You”, tuvo un éxito rotundo en el Reino Unido, llegando al primer puesto y convirtiéndose en el segundo single más vendido de 1984 y el tercer sencillo más exitoso de la década de 1980, ganador de un premio de la academia  a la mejor canción original.

Una chica al rojo vivo en los 80s. El juego de La infidelidad en tiempo de comedia

Sabemos que no existe una formula que garantice una continuidad de éxito por casi 4 décadas, por eso es que se puede afirmar que “Una chica al rojo vivo” fué concebida por una serie de hechos afortunados.