007 hoteles para James Bond

007 hoteles para James Bond

De las Bahamas al parador de Cardona, las diferentes entregas de las aventuras del espía más famoso del mundo ha otorgado fama y fortuna a establecimientos de lujo.

Entre 1962 y 2020, seis actores han encarnado al agente secreto más famoso de todos los tiempos. Cada intérprete ha puesto en James Bond su físico, personalidad y algunos toques únicos, haciendo que 007 fuera a su vez el mismo personaje con distinto rostro; un espía que ha evolucionado del mismo modo que el mundo que lo rodea: el tiempo que le toca vivir, la tecnología asociada a cada tiempo y las nuevas tendencias en moda, bebidas y viajes.

007 hoteles para James Bond

En las historias de Bond, algunos elementos han estado casi siempre ahí: vehículos, cócteles, los inventos y gadgets de la rama Q, los medios de transporte que ha usado para moverse por el mundo o los hoteles en los que se ha alojado. De lujosas suites en lugares tan dispares como Florida, Hamburgo, Estoril, Cerdeña, Ciudad de México y Bahamas va esta historia. De recordar un hotel por personaje que ha encarnado a James Bond: son siete (o 007) hoteles significativos para seis actores que han encarnado al emblemático personaje. Este conjunto viene con una “perlita”: un establecimiento que también tiene relación de un modo singular con este mundo donde ser tocado por la mano de esta saga, marca al hotel para toda la vida.

001

Hotel Fontainebleau, Miami Beach (EE.UU)

Hotel Fontainebleau, Miami Beach (EE.UU)
Hotel Fontainebleau, Miami Beach (EE.UU)

Goldfinger

En 1964, Guy Hamilton dirigió a Sean Connery en Goldfinger, tercera película de la saga. Tras los títulos de crédito, la historia principal arranca precisamente en el Fontainebleau, un espectacular e inmenso hotel de color blanco sobre la playa que fue inaugurado diez años antes con 1.250 habitaciones. 
​El estreno de la película en todo el mundo prestigió aun más el halo exclusivo y aspiracional del Fontainebleau, donde no era difícil encontrarse con las celebridades de los 50 y 60 de visita en Florida y que disfrutaban del hotel más grande y lujoso del estado. 

002

Hotel Palacio Estoril (Portugal). 

Hotel Palacio Estoril (Portugal)
Hotel Palacio Estoril (Portugal)

Al servicio secreto de su majestad

En 1969, el modelo australiano George Lazenby sustituyó a Sean Connery para filmar la adaptación de una de las novelas más interesantes de Ian Flemming: On Her Majesty’s Secret Service. La sexta película de la saga se rodó entre Inglaterra, Suiza y Portugal, siendo dirigida por Peter Hunt, quien ya se había encargado del montaje de las cinco anteriores.
La escena pre-créditos se desarrolla entre Estoril y la playa de Guincho, en Portugal, y la historia principal arranca cuando se empiezan a juntar varias piezas de un puzzle en el Hotel Palacio Estoril, donde Bond coincide con la hija de un poderoso líder mafioso, de la que acaba enamorándose hasta el punto de casarse, siendo la única vez que 007 pasa por el altar.

El edificio fue levantado en 1930, durante un periodo de paz entre las dos grandes guerras. Como Portugal se mantuvo neutral en la segunda guerra mundial, los hoteles y residencias del área al oeste de Lisboa, que incluía la costa de Cascais y Estoril, se convirtieron en centros de operaciones de espías internacionales y lugar de exilio de miembros de casas reales como la de Rumania, Italia, Francia o España, como recuerdan muchas fotografías que decoran los pasillos de un hotel que hoy tiene un aspecto absolutamente impecable, aunque sigue manteniendo en muchos detalles un estilo absolutamente idéntico al que tenía hace 90 años, cuando abrió sus puertas por primera vez.

003

Cala di Volpe, Porto Cervo (Cerdeña, Italia)

Cala di Volpe, Porto Cervo (Cerdeña, Italia)
Cala di Volpe, Porto Cervo (Cerdeña, Italia)

La espía que me amó

Originalmente The Spy Who Loved Me, se filmó en 1977 entre Austria, Egipto e Italia. Era la tercera ocasión en que Roger Moore se ponía en la piel de 007 y lo hizo a las órdenes de Lewis Gilbert en una historia, quizá la mejor de la etapa de Moore, que fue merecedora de tres candidaturas a los premios Oscar, dos a los Globos de Oro y otras dos a los Bafta.
La Espía que me amó fue la primera que Broccoli produjo en solitario.

Gran parte fue filmado en la Costa Esmeralda, al noreste de la isla italiana de Cerdeña. Allí Shah Karīm al-Ḥussayni, el Aga Khan IV, empezó a desarrollar en los años 60 un proyecto turístico y residencial exclusivo poniendo especial atención a la estética general del lugar, el equilibrio medioambiental y la arquitectura.

Una de las edificaciones más singulares de la zona fue una de las primeras: el Hotel Cala di Volpe, levantado en el extremo de una ensenada del mismo nombre, que recuerda a los habitantes de la zona anteriores a los hombres: los zorros o volpe. El establecimiento nació de la creatividad de Jacques Couëlle, arquitecto que prefería autodefinirse como ‘escultor de casas’.

004

Gran Hotel Ciudad de México

Gran Hotel Ciudad de México
Gran Hotel Ciudad de México

Licencia para matar y Spectre

En 1989 Timothy Dalton filmó su segundo Bond: License To Kill .
La película se rodó entre Estados Unidos, Bahamas y México. Fue en este último país donde Bond se alojó en un lujoso hotel que hacía las veces de establecimiento más exclusivo de Isthmus (país ficticio), y que en realidad era el Gran Hotel Ciudad de México, un elegante edificio de 1899 que nació como un refinado centro comercial de inspiración francesa al estilo de las Galerías Lafayette o Au Bon Marché de París.

Con un marcado estilo Art Nouveau el lugar fue inaugurado por Porfirio Díaz, el presidente mexicano que más tiempo estuvo en el cargo: 31 años. El edificio, junto al Zócalo, en pleno centro urbano, era y sigue siendo uno de los más singulares de la inmensa capital mexicana y el segundo que tuvo ascensores en ese país.

Aún hoy continúa siendo un espacio que deja boquiabiertos a quienes entran en su hall coronado por una impresionante cúpula de vidrio, que aparece en el film de 007 en 1989 y de hecho, volvió a ser escenario de otra entrega de Bond 26 años más tarde, puesto que en la escena pre-créditos de Spectre (2015) el Gran Hotel Ciudad de México vuelve a ser coprotagonista de la saga, esta vez interpretado por Daniel Craig, que utiliza una de las habitaciones  a la que llega usando uno de los dos ascensores originales del edificio, para alcanzar fácilmente las terrazas del centro de la ciudad.

005

Atlantic Kempinski, Hamburgo (Alemania)

Atlantic Kempinski, Hamburgo (Alemania)
Atlantic Kempinski, Hamburgo (Alemania)

El mañana nunca muere

El irlandés Pierce Brosnan se puso en la piel de 007 por segunda vez en Tomorrow Never Dies , película de 1997 dirigida por Roger Spottiswoode.

Parte de la historia se desarrolla en diferentes localizaciones del sureste asiático, aunque también hay un tramo europeo centrado en Hamburgo, la segunda ciudad más grande de Alemania, donde el villano de la historia presenta su nuevo canal de televisión por cable y se ofrece a mediar en la creciente tensión entre China y Reino Unido que el mismo ha provocado.

Varias escenas del film se desarrollan en el Atlantic, uno de los iconos de la hotelería y arquitectura de una ciudad en la que abrió sus puertas en 1909, con prácticamente todas las habitaciones reservadas desde su primera noche gracias a la buena sintonía entre sus promotores y las importantes navieras locales que alojaban a sus pasajeros de primera clase en el hotel. Fue el mejor de la ciudad durante décadas, por donde pasaron desde reyes, los Rolling Stones hasta estrellas de cine como Pierce Brosnan y Roger Moore.

006

Four Seasons Ocean Club. Paradise Island, (Bahamas)

Four Seasons Ocean Club. Paradise Island, Bahamas
Four Seasons Ocean Club. Paradise Island, Bahamas

Casino Royale

En el 2006, Daniel Craig hizo su debut como James Bond, en una de las películas más completas de la saga: Casino Royale, la que para muchos significó el regreso del Bond más auténtico y fiel al personaje creado por Ian Fleming en sus libros, pues se consideró un reinicio de la saga.

Bajo la dirección de Martin Campbell, el film se rodó en localizaciones ficticias, haciendo pasar algunos escenarios por Madagascar, Miami, Montenegro, Praga o Uganda, mientras que otros como Venecia o Bahamas, fueron locaciones reales que señalaba la historia.

La búsqueda del origen de un SMS lleva a 007 hasta Nassau, en Bahamas a uno de los mejores hoteles de la zona: el Ocean Club, en Paradise Island, territorio unido a la capital por un largo puente que homenajea al actor Sidney Poitier, que posee doble nacionalidad bahameña y estadounidense. En la película, Bond se instala en el hotel, actualmente gestionado por Four Seasons.

007

Parador de Cardona, Barcelona (España)

Parador de Cardona, Barcelona (España)
Parador de Cardona, Barcelona (España)

Sin tiempo para morir (spot publicitario)

El covid-19 impidió el estreno mundial de No Time To Die a principios del mes de abril. La película número 25 de la saga que también es la sexta y última con Daniel Craig encarnando al espía británico, tendrá que esperar a noviembre para ser proyectada en cines.

Para promocionar su estreno, una marca de cerveza, relacionada con la saga 007 desde hace algunos años, rodó un spot en Catalunya estrenado en enero de este año: Daniel Craig Vs James Bond, que de una forma amable y divertida, juega con la relación del actor y el personaje.

La historia comienza en el Castillo de Tamarit, que simula ser un resort sobre el mar, donde un taxi recoge a Craig. La conductora, inspirada en Bond, lo lleva a toda velocidad rumbo a un pueblo, donde, al perder el pasaporte británico, Craig/Bond juega involuntariamente a Bond/Craig hasta recuperar su documentación.

Todo transcurre en el Castillo de Cardona, una edificación románica y gótica que empezó a levantarse en el siglo IX y que desde 1976 alberga en su espacio a uno de los establecimientos de la cadena estatal Paradores con 54 habitaciones y suites por donde también ha pasado 007. ¿O era solo Daniel Craig?